• Neuquén

    12 de marzo de 2020

    Trabajadores de la PIAP se movilizaron pidiendo la reactivación de la planta

    Hoy lo único que sigue en pie es el plan de conservación.

    Los trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) retomaron las medidas gremiales reclamando acciones del gobierno para que la producción en la planta empiece a reactivarse.

    La medida de fuerza no se trata ya de un pedido por el pago de salarios, que desde el cambio de gobierno fue regularizado, sino un plan  de inversión concreto que permita a la PIAP salir del plan único de conservación en la que la dejó el macrismo.  

    En ese sentido el delegado de la Junta Interna de ATE- PIAP, Pablo Sosa,  señaló que “no vemos ninguna medida de reactivación como la esperábamos sino el mismo esquema de conservación, pero con el agravado que se están llevando equipos y herramientas hacia otros lugares”.

    Aunque en este tiempo mantuvieron reuniones con funcionarios y legisladores nacionales, que en principio avalan la reactivación, lo concreto que ven es que la PIAP mantiene la misma parálisis que con el gobierno anterior.

    Sosa explicó que “mantenemos la actividad de conservación porque al tratarse de una planta química hay unidades que no pueden dejarse fuera de funcionamiento”, pero también vieron como “dejaron fuera de servicio la unidad de nitrógeno, que es muy importante para la conservación por falta de personal” “Son cosas que no entendemos”, sentenció.

    En la PIAP aún quedan unos 100 trabajadores en servicio, pero, explicaron desde la ATE  para cualquier intento de reactivación productiva se necesita al menos duplicar la cantidad del personal. “Y hoy eso no se vislumbra”, aseguró Sosa. 

    Prensa ATE


    Relacionados