• Córdoba

    22 de septiembre de 2020

    Trabajadoras del ministerio de la Mujer en estado de alerta

    A través de un comunicado expresaron su preocupación por la precarización de quienes realizan seguimientos y los casos de COVID.

    En un parte de prensa dado a conocer hoy, trabajadoras de ATE Córdoba del ministerio de la Mujer, expresaron su preocupación por la situación actual  y comunicaron el estado de alerta ante la precarización de quienes allí realizan el trabajo esencial de seguimiento a mujeres, jóvenes y niñes en situación de violencia. Inquietud ante casos de COVID entre el personal.

    22 septiembre, 2020 en Consejo Directivo Provincial - CDP

    Comunicado completo:

    Las trabajadoras queremos expresar nuestra preocupación por la situación actual del Ministerio de la Mujer y comunicar nuestro estado de alerta.

    Las trabajadoras nunca dejamos de realizar nuestras tareas de acompañamiento a personas en situación de violencias, en su mayoría mujeres, jóvenes y niñas.

    Algunas compañeras nunca dejaron de realizar tareas presenciales y otras -incluso en medio de la situación crítica epidemiológica-, fuimos obligadas a presentarnos en las oficinas. En las últimas semanas hemos comenzado a tomar conocimiento de contagios confirmados y sospechosos de COVID-19 de nuestras compañeras (profesionales y trabajadoras de la empresa tercerizada de limpieza). Nunca hemos recibido información fehaciente de las autoridades sobre la cantidad de contagios y las medidas frente a ello.

    En este sentido, nos preocupa que actualmente no se hayan tomado las medidas necesarias para que la mayoría de nosotras realicemos teletrabajo. Además en el edificio permanecen condiciones desfavorables que nos exponen (oficinas con muchísimas personas como la del Programa Córdoba con Ellas, intermitencia en el acceso a elementos de cuidado como los barbijos, etc.).

    Las condiciones de precarización que venimos viviendo sobre nuestras cuerpas (contratos basura, becas, convenios, monotributos, falta de reconocimiento de régimen especial por tarea de riesgo psicosocial, salarios a la baja) hoy nos exponen más que nunca. Las trabajadoras monotributistas, no contamos con obra social y no hemos recibido el acompañamiento y la disposición de recursos estatales (garantía de hisopados y gestión de asistencia médica) en los casos confirmados y sospechosos de COVID.

    La pandemia ha dejado al descubierto la falta de personal, obligando a muchas de nosotras a extender la jornada laboral. El teletrabajo nos fuerza a tener que combinar nuestra labor con las tareas de cuidado del hogar, tareas que recaen sobre nosotras, mujeres trabajadoras.

    Por resolución se reconoce nuestro trabajo como esencial pero sólo en términos de obligaciones y no respecto de nuestros derechos.

    Solicitamos a la Ministra Claudia Martínez que dé respuesta a sus trabajadoras, quienes con condiciones laborales precarias y salarios de pobreza, nos encontramos en la primera línea combatiendo la violencia machista y patriarcal.

    Finalmente, queremos hacer llegar nuestro abrazo y acompañamiento a las compañeras de Senaf, quienes están dando batalla a las violencias institucionales agravadas en este contexto, haciendo frente al despido de una compañera y el traslado compulsivo de una delegada. Hoy gritamos fuerte ¡Si tocan a una, nos tocan a todas!

    Precarizarnos, es violencia patriarcal. Continuamos organizadas.

    Prensa ATE Córdoba


    Relacionados